translate

jueves, 12 de diciembre de 2013

Restauración de una figura de madera agrietada

Esta negra que me regalaron en su día , con el tiempo empezó a agrietarse  cada vez más así que,  un buen día ,decidí que tenía que ponerle freno a tanto deterioro y aquí os mostraré paso a paso,  todo el proceso de restauración.



ANTES......                                                                      ....DESPUES




























































Bueno ....comenzamos ;-)

Lo primero que hago  es retirar la  "escasa" vestimenta y valorar las grietas y demás desperfectos para decidir la mejor manera de restaurarla.




Mirándola de cerca tiene un  montón de pasta muy dura  rellenando muchas partes con lo cual no se aprecia la madera original.
Por otro lado, las distintas líneas talladas no están muy bien definidas.








































Sigo observando y ya veo un par de grietas importantes....

























..con lo cual comienzo a lijar y retirar toda esa pasta porque siempre suele haber más grietas que , aunque aparentemente parezcan pequeñas a simple vista, por dentro suelen ser más importantes.
Aquí hay que armarse de paciencia ya que hay mucha pasta que retirar.


























Voy a intentar ir definiendo todas las partes del cuerpo lo mejor posible y para eso tendré que ir retallando las distintas formas.
Es una figura de madera y al final tiene que lucir como tal .




























Los trozos que en su día los rellenaron con pasta los voy a sustituir por madera.



















































Los tatuajes que apenas se ven los profundizaré para conseguir algo más de relieve ya que considero que tienen que lucir más .
















































Para ello utilizo un minitaladro y unas pequeñas limas y luego froto toda la superficie con lana de acero fina para dejar todos los nuevos cortes y rebajes difuminados.

Ahora apreciaremos mucho mejor la belleza el tatuaje.




























Vamos con las grietas.
Lo que a simple vista parecía una fina grieta escondía una debajo  una mucho mayor como ya suponía...simplemente  lijando y retirando la dichosa pasta enseguida salió a la luz..

Lo que haré para repararla será encolar unas cuñas de madera.
Primero aliso los bordes de la grieta y, como va haciendo curvas lo iré haciendo por partes.




























Para hacer las cuñas corto pequeños listones en ángulo o también las puedo hacer rebajándolas con una lija en este caso acoplada a una esmeriladora  , pero , siempre se pueden hacer a mano con un poco de paciencia
























Lo siguiente ya es ir poco a poco adaptándolas y encolándolas











Dentro aún había trozos sueltos de madera que metieron en su día así que los elimino con unas pinzas.
































































































Ahora que ya terminé de encolar todas las piezas espero a que la cola se seque y , con un formón igualo la superficie.

Los restauradores profesionales a estas cuñas de madera les llaman chuletas y dicen que es una de las mejores maneras de reparar una grieta.























Como la grieta pasaba  justo encima del tatuaje lo tengo que volver a tallar y...sigo eliminando pasta y sustituyéndola por más  madera.....


























....bueno...la cosa ya va tomando forma ;-)

























Con la parte del pecho el procedimiento fue el mismo:












































































































































































































La peana estaba algo suelta de la base. Teniendo en cuenta que está sólo clavada con dos puntas grandes que ya están muy oxidadas, si las quitase  para intentar encolarla correría el riesgo de romper la madera así que lo que hago en primer lugar es retirar toda  esta pasta para intentar asentar las dos piezas lo mejor posible.





























Una vez retirada toda la pasta le doy unos martillazos encima de las puntas para encajarlo bien y , como encolar estas dos piezas es complicado , las reforzaré poniendo cuatro tornillos largos.

Para eso primero hago unos agujeros con  una broca para madera con un avellanador ....






















...y así los tornillos quedarán dentro de la madera sin molestarnos






















Estos bordes que están algo comidos y rugosos los voy a alisar y comenzaré usando un formón



























En uno de los lados me he encontrado una grapa muy original sujetando una grieta. Cuando nos encontremos objetos de hierro o metal en medio de la madera , podemos utilizar una escofina para metal y así lijaremos todo a la vez sin problemas .



























Con los pies me pararé un buen rato...y comenzaré por perfilar los dedos. Para ello utilizo un minitaladro con una pequeña fresa para madera.
Cuando utilicemos un taladro de este tipo , tenemos que saber que no todas las brocas las debemos usar con las mismas revoluciones. En este caso , para fresar pondremos la herramienta al máximo.























Este hueco que se ve en la siguiente imagen lo he abierto porque al darle unos golpes sonaba hueco y , efectivamente al retirar la pasta superficial me encontré con esto.


























Para rellenarlo primero he metido unos trozos de madera encolados con esta cola que es del tipo "no más clavos" ya que es muy densa y  rellena muy bien. Luego he preparado el hueco para adaptarle otro trozo de madera que como veis el procedimiento siempre es el mismo






















Poco a poco voy eliminando los restos de barniz y de pasta dejando al aire todos los desperfectos que ocultaban que, como imaginaba, eran bastantes más de los que parecía.


























Sigo preparando pequeños trozos de madera adaptándolos a cada caso . Los hago un poco más grandes que el hueco a tapar para luego poner el trozo encima, marcar el contorno y rebajar el hueco con un formón.



























Sigo quitando los trozos en mal estado y, para eliminar la pasta se pude ablandar un poco empapandola previamente con acetona y raspándola con un cuter o similar.



















































Es conveniente eliminar los bordes en mal estado y dejarlos lisos para que al pegar la nueva pieza no se noten las uniones.
la pieza nueva la haremos siempre de tal manera que encaje perfectamente  dejando que sobresalga algo por encima para luego poder igualar la superficie bien lijando o con  ayuda de una cuchilla.
Con el mismo sistema voy reconstruyendo poco a poco los pies

Para rellenar las fisuras pequeñas en este caso utilizo una masilla de dos componentes.
La forma de usarla es amasarla hasta conseguir un color homogéneo y aplicarla con ayuda de una espátula.
Los restos se pueden eliminar al momento con acetona y una vez seca se lija la superficie para igualar.









































Cuando relleno los huecos con este sistema sustituyéndolos por madera, lo que hago es cortar una pieza un poco mayor que el hueco, la pongo encima y marco el contorno con algo que tenga una punta afilada  como un punzón. Hay cuchillos especiales de marcaje pero cualquier objeto de metal afilado nos podría valer y siempre es mucho más exacto que marcar con un lápiz.
Después vacío el hueco...
























..encolo la pieza y  una vez seca la cola ,con un formón igualo la superficie para dejarla a ras.


























También rebajé algo la peana con la ayuda de una escofina para que los pies tuviesen algo más de volumen.




















Después de terminar de reparar los pies y la peana, teniendo en cuenta que la figura se balanceaba y se inclinaba hacia la izquierda, intentaré nivelarla.
Marco unas líneas rebajando un poco más el lado derecho y con un formón voy igualando la superficie de la base.






Utilizando un objeto plano como un trozo de contrachapado en este caso, voy marcando las partes que tengo que rebajar.





Como tengo dos puntas y el rebaje lo hago con el formón , para que no me molesten las rebajo con un minitaladro..



...y ahora.ya tengo una base perfecta que hará que la figura se asiente perfectamente en el suelo sin problemas.




















Vamos a centrarnos en la cara  y de entrada veo un gran remiendo de pasta y algún trozo de madera.

Se lo voy a retirar ...y me encuentro con más de un clavo dentro.

























Esos clavos los retiro ya que muchas veces lo que hacen es abrir más las grietas.
Sigo arreglando desperfectos..
























Como antes, dejo una superficie plana y pego un nuevo trozo de madera.

























Marco las líneas del tatuaje de la cara y las vuelvo a tallar




























Para pulir y lijar zonas de difícil acceso utilizo pequeñas limas o el minitaladro.

























La cabeza estaba bastante deformada y rugosa así que voy a mejorarla un poco.
























Al ir lijando veo que se empiezan a caer todas las cuerdas del pelo....pues nada...quito todas las que se sueltan y las voy encolando..






















Voy haciendo mechones, los ato , encolo y ya los voy colocando bien en la cabeza con cola de acabado transparente.




















Voy a envolver los distintos mechones con plástico de cocina  para que no me molesten al lijar y no los ensucie después al teñir la madera
























Y ahora vamos con una de las partes más importantes del trabajo: la lija

Tenemos que ir lijando con una mano y con la otra ir acariciando la madera para ir sintiendo cada curva y cada textura  ya que sólo así conseguiremos un buen acabado final.

Después de lijarlo todo bien con una lija de grano muy fino, limpio todo el polvo acumulado y comienzo a teñir .

Utilizaré un tinte wengué pero como es algo rojizo le añadiré unas gotas de negro.


























Esto lo haremos con calma siguiendo la línea de las distintas formas y extendiendo bien el tinte con un paño de algodón que no suelte pelusas fijándonos bien en no dejar ningún chorretón de tinte por ningún lado.

Una vez seco, le paso suavemente una lana de acero fina por toda la superficie.





















Después de pasar la lana de acero aspiro bien todos los restos , le paso un paño limpio y lo siguiente es fijar el tinte con lo cual le doy una mano de tapaporos.

Una vez seco vuelvo a pasar la lana de acero y le doy una segunda mano.











A continuación. le doy dos manos de barniz mate lijando también entre mano y mano.

En las líneas profundas de los tatuajes se puede acumular el barniz y no queda muy bien. Se podrían lijar pero en esta ocasión simplemente pasé un buril de punta redondeada haciendo presión .



























Lo siguiente que haré será pulir toda la superficie y para ello utilizaré un taladro




















Ya sólo me queda el toque final...





















..le he lavado su escasa prenda que falta le hacía...y ya puestos le cambié el peinado ya que ahora tiene una cara digna de lucirse sin bultos ni rugosidades...

















































El color final en las fotos anteriores se ve algo más oscuro que en la realidad. El de la siguiente foto se parece más al resultado final



























y, como podréis ver , se trata de figura de un tamaño considerable...



Bueno ,este ha sido otro de mis trabajos.

Si queréis hacer algún comentario o preguntar cualquier cosa, aquí estaré.
Un saludo.

Bruno ;-)