translate

martes, 3 de febrero de 2015

Una cuchara en madera de boj


Esta es mi primera cuchara tallada en madera y nada menos que en una tan preciada como la de boj.

A continuación os mostraré un amplio paso a paso de todo el proceso ;-)








Aquí tenemos la materia prima.
 Uno nunca sabe lo que se va encontrar en su interior. Siempre pueden aparecer nudos o grietas que a simple vista no se ven y que nos darían problemas con lo cual, lo  primero que haré será eliminar bien toda la corteza para ver el estado real de la madera.





Ahora que ya está limpia tendré que ir adaptándome a sus formas. Trazo unas líneas como guía y comienzo a tallar.





Tengo bastantes nudos abiertos que tendré que esquivar así que el diseño final irá sobre la marcha.

Los nudos son muy bonitos pero...algunos nos pueden dar problemas a la larga. Los que están abiertos o agrietados ya los vemos perfectamente pero aveces, hay otros que no lo están pero tienden a soltarse con el tiempo. 
Normalmente son los que están como rodeados por una línea negra pero...el tema de los nudos es muy complicado y da para publicar otro post sólo dedicado a ellos...








El boj es una madera muy dura y nada porosa. A la hora de tallarla es muy importante tener las herramientas muy bien afiladas y estar siempre pendiente de la dirección de las vetas de la madera.

Hay que tratarla con cariño y ya ella se encarga de decirnos por dónde tenemos que ir. Si vemos que el corte nos levanta una astilla tendremos que cambiar la dirección de éste y así siempre.







Poco a poco ya se va pareciendo a una cuchara  pero aún queda mucho por hacer ;-)

Estos nudos que tenemos aquí, tallarlos a navaja al menos a mi me resulta complicado porque, aparte de ser muy duros la veta cambia mucho de dirección y se pueden levantar astillas muy poco deseadas en estos casos.

 Mi solución es utilizar una escofina para madera o lima de metal y con eso no tendréis ningún problema en alisar la superficie.

También hay una grieta que intentaré rebajar o esquivar dependiendo de la profundidad que tenga.







Ahora voy a utilizar una escofina para taladro simplemente porque la tengo por aquí  pero, como dije antes, con una escofina manual se hace perfectamente

La grieta era bastante profunda y los nudos complicados con lo cual..los eliminé por lo sano ;-D








Después de esto tengo que ver la manera de hacer un diseño que se adapte a las circunstancias y que al mismo tiempo tenga cierto grado de armonía..y bueno...esto es que me ha salido







Para rebajar estas partes que son demasiado pequeñas utilizaré un mini-taladro con una broca de lija. 
No es un método muy artesano pero es rápido y eficaz ;-D







Poco a poco le voy dando forma y comienzo a redondear  ya con la navaja.





Aún no me convence mucho así que sigo rebajándola más--








Ahora ya me va convenciendo ;-D





Ahora vamos a profundizar el cazo de la cuchara y para ello voy a utilizar esta gubia que ya es específica por su forma para estas cosas.








Poco a poco la voy vaciando..









Es una cuchara que se va llevar a la boca así que para dejar una superficie lo suficientemente lisa como para que acaricie los labios, voy a utilizar unas cuchillas de ebanista. Las hay de diferentes formas y dejan un acabado perfecto




Utilizarlas es bastante sencillo. se va raspando la madera para igualar la superficie y, si se quiere rebajar más profundamente sólo hay que cogerla con las dos manos y doblarla  presionando con los pulgares. A más curva más profundidad de corte.
Mirad qué maravilla de vetas !. Hay que lucirlas y mostrarlas en todo su esplendor y para ello nada mejor que las cuchillas















Le paso a continuación una lija de grano muy  fino a toda la pieza y, como veo que el cazo aún está algo grueso lo rebajaré un poco más.





Como toque final, se puede dejar así tal cual o frotarla con aceite pero es MUY IMPORTANTE que sea bien aceite mineral aceite de oliva  ya que es una pieza que se utilizará en la cocina. Seguro que hay más aceites que se pueden utilizar pero yo de momento sólo estoy seguro de estos dos. Si alguien sabe de algún otro le agradecería que me lo dijese ;-)
Yo en esta ocasión he utilizado aceite de oliva. 

En fin..que este es el resultado final. Confieso que estoy muy contento con el resultado pero, aún más por haber tenido la oportunidad de trabajar por primera vez con el boj y eso, se lo debo a un buen amigo que me la envió nada menos que desde Cataluña con lo cual a él le dedico este trabajo y los que aún tengo en mente.






Estoy francamente enamorado de esta madera. Sé que el sentido del tacto no se puede percibir a través de una imagen pero os diré que  tocarla es como acariciar auténtica porcelana- Lo que sí se puede apreciar es la belleza de sus vetas






















































































Espero que os haya gustado.
Gracias por estar ahí
Bruno ;-)