translate

viernes, 17 de enero de 2014

Restauración de un pequeño yugo


Los aperos de labranza siempre me han gustado muchísimo. 

Poco a poco iré poniendo algunos de los que he restaurado.
Comenzaré por este pequeño yugo que después de dedicarle un poco de tiempo y mucho cariño quedó así :




























En la siguiente foto podéis ver el estado en el que llegó a mis manos...

































Ahora  vamos con el trabajo en sí.

Lo primero es limpiarlo para ver el estado en que se encuentra y comprobar si tiene carcoma que....por supuesto estaba plagadito.....

Primero lo limpio con un cepillo y luego lo lijo hasta dejar las vetas de la madera al aire




Como las costillas estaban algo astilladas , repaso los bordes con una escofina para madera





Una vez lijado y limpio, le daré un tratamiento para la carcoma









































Con una jeringuilla  y una aguja inyecto en líquido en todos y cada uno de los agujeros y luego, con una brocha empapo bien toda la madera.
A  continuación lo envuelvo con un plástico , lo precinto bien para que no le entre el aire y lo dejo así por lo menos un mes.





Ahora que ya no tenemos "inquilinos " en la madera...taparé todos los agujeros con cera.
En esta ocasión quiero que se noten así que utilizaré cera negra para que de la sensación de que siguen ahí.





Para que el efecto sea más real, con unos buriles aprieto la cera para que quede hundida en el agujero.






El yugo estaba encerado en un principio y aún quedan algunos restos así que le paso una cuchilla a todo para eliminarlos y luego lo vuelvo a lijar.




Al final queda así. Están todos los agujeros tapados pero a un metro de distancia no lo parece.
Si quisiéramos igualarlos con la madera para que no se notasen utilizaríamos una cera de un color similar a la madera y la dejaríamos a ras con esta.






Como el yugo estará en el exterior le daré un protector para exteriores transparente mate .





Las partes de hierro, como son pequeñas las limpio primero con un cepillo de alambre acoplado a un mini-taladro.




No lo puliré del todo para que quede un efecto envejecido. Después lo limpio con acetona o alcohol y luego le doy dos manos de barniz transparente.





La cuerda, como es de piel la limpio y luego la froto con grasa de caballo.





Ponemos todo en su lugar...y con esto..ya está el trabajo terminado ;-)







Muchas gracias por estar ahí. 

Bruno ;-)